Menu




La Sabana, Mata Redonda. A veces las funciones del cine no son lo que el cliente espera. En el fútbol puede pasar exactamente lo mismo pero con un partido eliminatorio camino a la Copa del Mundo.

Con Costa Rica se tenía mucha expectativa para el jueves por la noche pero la cinta terminó siendo completamente diferente a la esperada. Un frío y triste empate 0-0 ante Panamá fue el saldo de la visita canalera.

De nada sirvió controlar el balón por mucho rato. Tampoco fue útil llegar al marco en incontables ocasiones pues la definición no estuvo en los pies de los Bryan, los Venegas o los mismos Bolaños.

A Panamá le salió el negocio redondo, completo y tal como lo esperaba. La estrategia le funcionó a un "Bolillo" Gómez que supo asfixiar las aspiraciones que planteó Óscar Ramírez.

Quizás los intentos existieron, pero llegando y no definiendo, los planes en casa se vuelven negativos.
Noche amarga. Con decir que la jugada más peligrosa en el juego fue para Panamá, es fácil sacar conclusiones de la apagada presentación nacional en su propio patio.

La historia sería diferente si Jaime Penedo no hubiese sido el héroe canalero con dos remates que sacó en el primer tiempo. Bryan Oviedo remató de larga distancia y el cancerbero tapó a una mano de forma brillante. Luego Venegas lo hizo de cabeza y la reacción fue la misma.

Perder el tiempo fue otro aliado concreto de Panamá. Y conforme el reloj seguía su paso, más era el peso encima para Costa Rica.
En 90 minutos, ni un solo gol. Costa Rica, en vez de ganar un punto, perdió dos como local.

LEA TAMBIEN EEUU sale del repechaje gracias a un doblete de Pulisic ante Trinidad

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo