89-94: Los Sixers igualan la eliminatoria 1-1 al derrotar a los Raptors

(EFE) Los Filadelfia Sixers aprendieron la lección del primer partido de la segunda ronda de los playoff ante los Toronto Raptors y se impusieron al equipo canadiense gracias a la eficacia anotadora de Jimmy Butler que hizo 30 puntos, lo que iguala la eliminatoria a 1-1.

Tras el primer partido de la segunda ronda de los playoff entre Toronto Raptors y Filadelfia 76ers, la principal incógnita era saber qué equipo había aprendido las lecciones de la contienda inicial que acabó con un claro 108-95 a favor del equipo canadiense.

¿Los Raptors sabrían cómo mantener su eficacia anotadora y aumentar la presión defensiva? O los Sixers, ¿aprenderían cómo anular a Kawhi Leonard y Pascal Siakam, y a la vez sacudirse la presión defensiva de Marc Gasol, Serge Ibaka y compañía?

Tras el primer partido, Brent Brown, el entrenador de Filadelfia 76ers, reconoció que una de las claves del partido a cambiar en el segundo fue el marcaje que primero Gasol y luego Ibaka hicieron sobre su mejor hombre, Joel Embiid.

“Hay que reconocer a Marc Gasol. No en vano ha sido jugador defensivo del año. Creo que Serge entró e hizo un gran trabajo atlético, especialmente poniéndoselo difícil a Joel”, declaró Brown.

Hoy, Brown tenía un desafío añadido porque Embiid sufría problemas estomacales y no estaba al cien por cien. Quizás por eso, o por el trabajo de Gasol, el combate en los primeros minutos entre el pívot español y el hombre alto de Sixers fue para el primero.

Por su parte, Nick Nurse, el entrenador de los Raptors, admitió que pese a que la victoria del primer partido había sido clara, no estaba contento y el equipo de Toronto tenía que mejorar su defensa en el segundo encuentro.

Con estos mimbres, el partido se inició prometedor para los Raptors: Gasol ganó el salto inicial y en las tres primeras posesiones de Filadelfia, los Sixers fueron incapaces de anotar.

Esto incluyó el momento en el que, para regocijo del público del Scotiabank Arena, la presión de Gasol dejó a un impotente Embiid en el suelo, de rodillas, bajo el aro de Toronto.

Brown además decidió que Embiid no marcara a Gasol, papel que le otorgó principalmente a Jimmy Butler.

Si en defensa, los Raptors empezaron entonados, en el ataque la historia era muy distinta.

Leonard y Siakam, cuya certeza en el tiro destrozaron a los Sixers en el primer partido, desaparecieron; y Gasol fue incapaz de anotar los cuatro tiros que intentó, incluido un triple, antes de ser sustituido por Ibaka a falta de tres minutos del final del primer cuarto.

Sólo los tiros de Kyle Lowry mantenían a los Raptors a una distancia razonable de los Sixers. Pero la mala puntería de Leonard y Siakam se contagió a todo el equipo y el primer cuarto terminó con un 17-26.

En el segundo cuarto, la situación empeoró para el equipo de Gasol: una y otra vez los Sixers encontraban agujeros en la defensa de los Raptors, que eran aprovechados por tiradores como James Ennis o Butler.

Mientras, en ataque los Raptors fallaban hasta las canastas más fáciles. Tras 20 minutos de juego, Leonard tenía sólo 11 puntos, Siakam 5 y Gasol 0. Con estas cifras, los Sixers se situaron 19 puntos por delante en el marcador de 26-45.

Y lo que era peor, había pocos atisbos de la brillantez que los Raptors exhibieron en el primer partido por lo que no se podía intuir una remontada en la segunda parte.

Además los Sixers estaban sacando de quicio a los Raptors, que incurrieron en dos faltas técnicas casi consecutivas, una de Nurse y otra de Danny Green.

Al descanso se llegó con el marcador en 38-51 tras un esfuerzo de último minuto por parte de Leonard y Siakam que concluyeron los 24 primeros minutos con 15 y 10 puntos respectivamente. Mientras en los Sixers, Butler tenía 13, Ennis 12 y Redick 9.

Con el titular inicial de Leonard, Lowry, Danny Green, Siakam y Gasol en la pista, la segunda parte empezó con la reacción de los Raptors. Leonard y Siakam se entonaron lo que permitió a los de Toronto a acercarse a 4 puntos, 51-55 a falta de 6:30 minutos para el final del tercer cuarto.

Gasol también reapareció, primero con un triple, su primera canasta de todo el partido, a falta de 3:30 minutos para el final del tercer cuarto, seguido de forma inmediata por dos tiros libres, lo que colocó el marcador a un punto, 60-61.

Pero los Sixers volvieron a distanciarse y con un 63-69 al final del penúltimo cuarto, el partido se iba a decidir en sus últimos 12 minutos.

Los Sixers empezaron el cuarto definitivo con confianza y llegaron a abrir una brecha de 11 puntos. Pero Leonard y Siakam aceleraron y a base de triples recortaron la distancia a 3 puntos a falta de 24 segundos y posesión para los Raptors.

Pero en la posesión final, Lowry se hizo un lío y acabó entregando el balón a los Sixers para acabar el partido con un 89-94, con Leonard anotando 35 puntos, 21 para Siakam y 20 para Lowry.

Gasol consiguió 5 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias mientras que Ibaka se contentó con 2 puntos y un rebote.

En los Sixers, Butler anotó 30 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias mientras que Embiid terminó con 12 puntos, seis rebotes y cinco asistencias.

FUENTE: AGENCIA EFE.