Cinco consejos para pacientes con diabetes.

Fines ilustrativos

Escrito por: Dr. Victor Lizano Muñoz, Médico General.

 

 

 

 

La Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2 en adelante) es una enfermedad que cada día afecta a más personas a nivel mundial, lo cual hace que sea considerada una verdadera pandemia de la cual en nuestro país no estamos exentos.

En Costa Rica las complicaciones por DM2 descompensadas, ya sea por falta de tratamiento o por el no cumplimiento del mismo por parte del paciente, representan un factor importante tanto a nivel económico, así como en la calidad de vida de los pacientes, debido a las múltiples complicaciones, entre la cuales podemos mencionar:

  1. Problemas visuales: los cuales podrían llegar inclusive a ceguera. Entre mayor tiempo de padecer la enfermedad mayor riesgo de que se presenten estos problemas, como el glaucoma, las cataratas o la retinopatía diabética.
  2. Problemas renales severos: llegando incluso a insuficiencia renal aguda y/o crónica.
  3. Daño neurológico: principalmente la neuropatía de miembros inferiores, la cual además de representar una condición incapacitante por el dolor, es un factor de riesgo para las lesiones en pies y dedos por la afectación sensitiva.
  4. Daño vascular:este representa tal vez la complicación más común y con mayor tasa de morbimortalidad en los diabéticos descompensados.
    Su principal característica es la aparición de úlceras originadas por lesiones de apariencia menores y que no representan mayor peligro según su presentación inicial.
  5. Riesgo cardiovascular:usualmente la asociación entre DM2 e Hipertensión Arterial (muy común en este grupo de pacientes) está asociada a una mayor incidencia de eventos cardiovasculares agudos (Infarto Agudo del Miocardio) y a una mayor mortalidad por los mismos.

Entre los principales consejos que podemos brindar para un adecuado control de la DM2 tenemos:

  1. Moderar el consumo de harinas y carbohidratos refinados.No es de extrañar que este sea el primer punto a tocar, debido a que este grupo alimenticio está presente en gran proporción en la dieta de los costarricenses. Es común encontrar en nuestras mesas desde arroz, pan, tortillas hasta repostería hojaldrada. A pesar que los carbohidratos son nuestra principal fuente de energía, el abusar de su consumo puede provocarnos trastornos químicos siendo uno de los más importantes la elevación de los índices de glicemia (azúcar en la sangre).
  2. Tomar suficiente cantidad de agua todos los días.Uno de los efectos producidos por los altos niveles de glicemia es la deshidratación celular, debido a que, entre otras cosas, se pierde más agua por medio de la orina, debido a la alta frecuencia en la micción (polaquiuria), por lo cual, este líquido deber reponerse.
  3. Realizar actividad física.Los estudios demuestran que con un mínimo de 150 minutos semanales, divididos en tractos diarios de 30 minutos como mínimo, se pueden lograr grandes cambios en los niveles de glicemia, lo cual ayuda a evitar complicaciones asociadas a la DM2.
  4. Cumplir a cabalidad con el tratamiento indicado.El apego al tratamiento es vital para mantener un adecuado control de los niveles de glicemia y así reducir el riesgo de aparición de complicaciones, ya que dicho tratamiento está enfocado a mejorar la evolución a futuro del paciente.
  5. Control médico oportuno y periódico.Un adecuado control por parte del médico permitirá identificar factores de riesgo, fallas terapéuticas o detectar prematuramente la aparición de alguna complicación, con lo cual se podrán tomar oportunamente las medidas correctivas necesarias para un adecuado control de la enfermedad.

No dude en consultar con su médico en caso de tener alguna duda, mantener un adecuado control de su DM2 es la mejor manera para obtener una mayor calidad de vida.