Clima provocó que en Herediano decayera su intensidad de juego

Un empate con sabor a derrota fue el detonante de los jugadores heredianos para expresar sus molestias después del partido ante Pérez Zeledón que disputaron en el estadio Alejandro Morera Soto el domingo pasado.

Entre esos futbolistas destaca el mexicano Omar Arellano, quien se refirió ante los medios de comunicación después del cotejo y afirmó que al equipo le falta más atención para recuperar los partidos.

“Nos falta más atención para recuperar los partidos. Me he sentido bien, pero desgraciadamente los resultados no son los que uno quiere. Hay que trabajar. Yo lo estoy disfrutando y dando todo. A veces se juega mejor que otros días. El objetivo es intentar y seguir mejorando”; aseguró Arellano.

Posterior a esas declaraciones, coincidió con Hernán Medford al mencionar que la metodología del certamen les ha pasado factura y aunado a eso las condiciones climatológicas bajo las que juegan.

“Buscar excusas no es bueno. El clima afectó el ritmo del partido. Bajamos la intensidad y el volumen de juego. Realmente hay que darle valor al esfuerzo del equipo porque independientemente de los resultados hemos trabajado y luchado, pero bueno, hay que ser más contundentes”; opinó.

Omar Arellano

Alta temperatura influyó en mal partido entre Pérez y Club Sport Herediano

Posted by Yashin Digital on Sunday, February 17, 2019

Arellano disfruta su estadía en Costa Rica y se siente satisfecho porque sabe que tanto él como sus compañeros de camerino se han esforzado para dar lo mejor en el Clausura, pero aún no encuentra respuestas ante la duda del porqué no suman puntos.

“En Herediano uno tiene que mentalizarse a que se deben hacer las cosas bien, sea como volante o lateral. A esta etapa de mi carrera la realidad es que lo estoy disfrutando y repito, El equipo está haciendo su mayor esfuerzo. Algo nos está faltando para seguir sumando de a tres”; terminó.

Desde su llegada al plantel florense, Arellano contabiliza dentro de su expediente 2.299 minutos jugados.

Lea también: Pemberton: “Donde quiera que vamos siempre somos locales”.