Dybala pone la magia

(EFE) El argentino Paulo Dybala, delantero del Juventus Turín, cerró este viernes una semana perfecta al firmar un golazo a la escuadra desde fuera del área para encarrilar el triunfo 4-0 de su equipo contra el Lecce en la Serie A, después de que también anotara una diana espectacular el lunes contra el Bolonia.

Es Dybala el encargado de poner la magia en los partidos de un Juventus que va recuperando su mejor versión, y la técnica pura de la “Joya” le está dando puntos fundamentales al equipo de Maurizio Sarri para acercarse a su noveno título liguero consecutivo.

El triunfo de este viernes, rubricado por un penalti marcado por el portugués Cristiano Ronaldo, por una diana del argentino Gonzalo Higuaín y un cabezazo del holandés Matthijs De Ligt, permitió al Juventus colocarse momentáneamente a siete puntos de distancia del Lazio, segundo, que recibe este sábado al Fiorentina.

Tras fallar el penalti en la tanda de la final de Copa Italia perdida contra el Juventus, Dybala reaccionó y trató de hacerse perdonar con dos grandes prestaciones en sus primeros dos encuentros en la Serie A “poscoronavirus”.

Este viernes la “Joya” encendió la luz en un Juventus que se fue al descanso con el 0-0 en el luminoso contra el modesto Lecce, pese a jugar en superioridad numérica desde la media hora, y rompió la igualdad con un perfecto zurdazo desde la frontal del área que entró por la escuadra.

Fue la guinda a una prestación sólida, en la que también repartió pases de gran calidad a sus compañeros. Como cuando, en la primera mitad, ofreció al portugués Cristiano Ronaldo un perfecto centro que el luso perdonó de cabeza.

Su partido acabó en el 77, cuando Sarri le sustituyó para dar paso a su compatriota Gonzalo Higuaín, quien volvió a jugar tras estar algunas semanas de baja por unas molestias musculares y quien anotó el tanto del momentáneo 3-0.

Y es que la semana de Dybala había empezado el lunes en el estadio Renato Dall’Ara de Bolonia con otra maravilla, siempre de zurda desde fuera del área, que certificó el 2-0 del Juventus tras un gol de penalti de Cristiano.

El argentino, que padeció el coronavirus varias semanas junto a su pareja en Turín, está recuperando su mejor versión y, con el gol de este viernes, acumula catorce tantos en esta temporada, entre todas las competiciones.

Suma nueve en la Serie A, dos en la Copa Italiia y tres en la Liga de Campeones, en la que el Juventus jugará en agosto la vuelta de los octavos de final contra el Lyon, tras perder 1-0 la ida en Francia.

Su equipo, que en esta temporada ya ha perdido la Supercopa italiana en la final contra el Lazio y la Copa Italia ante el Nápoles, marcha lanzado hacia su noveno título liguero consecutivo y aumentó la presión sobre el Lazio.

De llegar el “Scudetto”, sería el quinto título nacional en el palmarés de Dybala, en el que también figuran tres Copas Italia y dos Supercopas italianas.