Ronaldinho cumple su arresto en un lujoso hotel y confiado en la Justicia paraguaya

(EFE) El ex fubolista brasileño Ronaldinho Gaúcho cumple este miércoles su segundo día de arresto domiciliario en un lujosos hotel de Asunción “confiado en la Justicia paraguaya” para someterse a la causa por entrar al país con pasaporte falso, dijo a Efe su abogado, el exfiscal Adolfo Marín.

Ronaldo de Assis Moreira y su hermano Roberto se beneficiaron el martes de esa medida alternativa concedida por un juez tras el pago de una fianza de 1,6 millones de dólares, que puso fin a su estancia en la sede policial donde cumplieron un mes de su prisión preventiva.

De acuerdo con Marín, el ex Barcelona está “muy, muy confiado en la administración de Justicia” y destacó que esa salida procesal “era una situación que creíamos que iba a tener una acogida favorable”.

Agregó que para llegar a los beneficios del proceso han tenido que cumplir “con todos los requerimientos de la documentación que tiene que ser agregada”.

Una de esas exigencias fue el cumplimiento efectivo de la fianza, cuyo monto fue propuesto por los propios hermanos y depositado en una cuenta oficial antes de la audiencia de imposición de medidas alternativas.

Y partiendo del principio de la presunción de inocencia, así como del tipo penal (delito y no crimen), Marín añadió que “se daban todos los fundamentos para que se pueda conceder esa revisión de las medidas alternativas”.

Los hermanos Assis están imputados por la Fiscalía por “producción de documentos oficiales de contenido falso”, un delito que conlleva hasta 5 años de prisión.

Al respecto, Marín dijo que la defensa del equipo de abogados de los dos hermanos estará enfocada en trabajar en respuesta a esa línea de acusación para probar la inocencia de los brasileños.

Enfatizó que “la idea es finalizar el proceso acá, en Paraguay” y sin invocar alguna normativa jurídica que pueda haber en el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) para que la ex estrella del Milan y PSG y su hermano y asesor de negocios prosigan el proceso en su país.

De momento hoy afrontará su segunda noche en el Hotel Palmaroga, en el microcentro de Asunción, donde están bajo custodia policial y la prohibición de salir de Paraguay.

El caso se remonta al pasado 4 de marzo, cuando ingresaron en el país a través del aeropuerto internacional de Asunción con pasaportes paraguayos manipulados.

Viajaron a la capital paraguaya para apoyar con su imagen a una fundación que organiza un programa de asistencia social a niños de Paraguay y presidida por la empresaria Dalia López, que se encuentra en paradero desconocido y bajo orden de captura internacional.

La defensa de la empresaria aseguró que ésta tramitó pasaportes paraguayos para los dos hermanos mediante de una gestoría privada y que no es responsable de que estos resultaran falsos.