Tuchel critica la fiesta de sus jugadores tras la derrota de Dortmund

(EFE) El entrenador del París Saint-Germain, Thomas Tuchel, criticó que varios de sus jugadores participaran en una fiesta el pasado jueves, dos días después de que el equipo sufriera una derrota en Dortmund que compromete sus opciones de continuidad en la Liga de Campeones.

“No estamos contentos con la imagen de la fiesta”, dijo el técnico en rueda de presa, en relación a la celebración de cumpleaños del uruguayo Edinson Cavani y los argentinos Mauro Icardi y Ángel di María, en la que participaron casi todos los miembros de la plantilla.

Tuchel confesó haberse visto “sorprendido” por la difusión en las redes sociales de imágenes de la celebración, en las que se pudo ver bailando sin camiseta a Cavani, Leandro Paredes o Keylor Navas, junto a un fogoso Neymar.

El entrenador pareció morderse la lengua cuando respondió a las preguntas sobre ese festejo: “Me sorprendió ayer por la tarde ver ese vídeo. Hemos hablado en el vestuario. Tiene que quedarse dentro. Era un día libre, era su vida privada, pero hemos hablado y lo que hemos dicho tiene que quedarse dentro (…) No voy a dejar de dar mi opinión al grupo”.

El festejo fue un nuevo capítulo de los problemas que arrastra en PSG, que saltaron a la palestra tras la derrota 2-1 contra el Borussia en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Tuchel, que con anterioridad había criticado la celebración del cumpleaños de Neymar, tuvo que responder también a las críticas del brasileño tras el partido, cuando aseguró que el club no le dejó jugar los encuentros anteriores por una lesión que él negó sufrir.

“La decisión se tomó entre los médicos, el club y yo. Imagine que le ponemos y que se agrava su lesión y le perdemos para tres meses. Nos hubieran criticado más”, dijo el entrenador.

Frente a esas situaciones, Tuchel alabó el estado de ánimo de su equipo, del que dijo que es capaz de crecerse en momentos de adversidad.

Puso como ejemplo el doble duelo del año pasado contra el Liverpool en la fase de grupos. En la ida en Anfield perdieron, pero supieron reaccionar en la vuelta, cuando la victoria era necesaria para clasificarse para octavos.

“Tengo la impresión que mis muchachos son muy competitivos y lo son más cuando las cosas no son cómodas, eso me da confianza. Tras una derrota son más competitivos. Ahora tienen el estado de ánimo que necesitamos”, señaló.

El técnico reconoció que frente al Dortmund no mostraron el mismo hambre de victoria que los germanos.

“Nos faltó la misma determinación que el Dortmund para ganar el partido. También nos faltó el potencial de adaptarse a la situación, de hacer lo necesario. No fue nuestro peor partido pero tampoco fue horrible. Hay cosas que tenemos que mejorar, lo vamos a intentar”, dijo