Un gol en propia meta deja sin premio la remontada del Nápoles

(EFE) Un gol en propia meta del central senegalés Kalidou Koulibaly en el tiempo de prolongación condenó al Nápoles a la derrota (4-3) en su visita al campo del Juventus, en un encuentro en el que los de Carlo Ancelotti rozaron la gesta tras igualar un encuentro en el que los napolitanos perdían por 3-0 a menos de media hora para la conclusión.

Pero cuando todo parecía destinado a un empate, con sabor a victoria para los visitantes, llegó el error de Koulibaly que introdujo a los 92 minutos en su propia portería un lejano lanzamiento de falta, sin aparente peligro, del equipo juventino.

El error dejó sin premio la espectacular remontada del Nápoles, que con la entrada al terreno de juego del portugués Mario Rui y, sobre todo del mexicano Hirving “Chucky” Lozano, que debutó este sábado en la Serie A, dio por completo la vuelta a un choque en el que parecía destinado a una severa goleada.

Máxime tras la descomunal pegada que demostró el Juventus, que pareció encarrilar definitivamente la contienda con los goles del portugués Danilo y el argentino Gonzalo Higuaín en la primera mitad y del portugués Cristiano Ronaldo, que firmó en el minuto 62 el momentáneo 3-0.

Y eso que la primera gran oportunidad del partido fue para el conjunto napolitano, que pudo adelantarse a los catorce minutos de juego en el marcador con un potente disparo desde fuera del área del brasileño Allan que obligó a lucirse al guardameta polaco Wojciech Szczesny.

Pero de lo que pudo ser el 0-1 se pasó, en un visto y no visto, al primer tanto del equipo local, que convirtió el saque de esquina provocado por el remate de Allan en un fulgurante contraataque conducido por el brasileño Douglas Costa y culminado por su compatriota Danilo.

No pudo tener mejor estreno con el conjunto juventino el exjugador del Real Madrid, que apenas unos segundos antes había sustituido al lesionado Mattia De Sciglio, que convirtió el primer balón que tocó en el 1-0.

El tanto desató al Juventus, que tres minutos más tarde encarriló definitivamente la contienda con el (2-0) del argentino Gonzalo Higuaín.

El “Pipita”, tantas veces discutido, que reivindicó su figura como goleador con una precisa maniobra en el interior del área, que culminó con un no menos certero remate.

Un instinto goleador del que careció el alemán Sami Khedira, que desaprovechó dos inmejorables ocasiones para firmar el 3-0 en los siguientes minutos.

Si en la primera Khedira no supo resolver el mano a mano con el portero del Nápoles Alex Meret, tras una perfecto pase de Higuaín, en la siguiente fue el larguero el que impidió el tanto del centrocampista germano.

Voracidad que no le falta al portugués Cristiano Ronaldo, que estrenó su cuenta goleadora en la presente campaña en la Serie A, al firmar a los 62 minutos el momentáneo 3-0 al culminar con un potente remate cruzado una nueva internada, la enésima, del brasileño Douglas Costa.

El contundente marcador no amilanó al Nápoles, que no desaprovechó las indecisiones defensivas del Juventus, especialmente a balón parado, donde los turineses echaron muchísimo de menos al lesionado Giorgio Chiellini para rozar la proeza.

Y es que si los tantos del central griego Konstantinos Manolas y del mexicano Hirving Lozano, que volvió a cumplir con la máxima que asegura que marca en cada competición que debuta, abrieron una puerta a la esperanza, el gol de Giovanni Di Lorenzo (3-3) hizo realidad el milagro a falta de nueve minutos para la conclusión.

Pero ni aún así pudo el Nápoles la victoria del Juventus, que aliado con la fortuna se llevó con el fallo de Koulibaly el triunfo (4-3) y los tres puntos, que sitúan a los “bianconeros” en lo más alto de la clasificación.

Una tabla en la que el Milan estrenó su casillero de victorias, tras imponerse este sábado por 1-0 al Brescia con un gol del turco Hakan Calhanoglu en la primera parte.

El triunfo sirvió a los de Marco Giampaolo para resarcirse de su desilusionante inicio de temporada, tras caer por 1-0 ante el Udinese en el primera jornada.

No obstante, se espera mucho más del conjunto “rossonero”, en el que el internacional español Suso volvió a ser el jugador más desequilibrante, pese a que en ningún momento pareció correr peligro la victoria del equipo milanés.

Especialmente en ataque donde ni el portugués André Silva, que hoy actuó como “nueve” titular, ni el polaco Krzysztof Piatek, la gran revelación de la pasada campaña, mostraron el acierto goleador que se espera de ellos.