Vivió días sin poder comer y hoy es de los mejores extranjeros del fútbol nacional

Dicen que muchos ven la gloria, pero no conocen la historia, pues detrás de cada persona exitosa hay procesos que merecen ser contados, que fueron como lecciones de vida para aprender a madurar e incluso para sobresalir.

Marcel Hernández esconde detrás de sus goles una impactante historia y es que el goleador brumoso confesó que para llegar a poder jugar futbol tuvo que pasar días sin poder alimentarse o al menos sustentar sus días con una pequeña porción de pan.

El cubano incluso reveló que, gracias a los diferentes procesos que atravesó en su infancia, hoy es una persona mentalmente fuerte, que intenta sacar provecho de cada lección de vida y que vive aferrado a Dios.

“Si la gente supiera a lo que yo me tuve que exponer, como empezar en esto sin poder cobrar un solo peso o tener que hacer un millón de cosas para poder jugar al fútbol. Hubo semanas sin poder comer o solo desayunar un pedazo de pan y que rinda para todo un día. Es parte de lo que me formó, sé de dónde vengo”; dijo Hernández.

“Todo en la vida me ha enseñado a madurar, trato de sacar provecho de todo, sea para bien o para mal. Soy una persona mentalmente fuerte, así Dios me lo ha demostrado. Aquí estoy de pie, seguiré luchando por los beneficios del club y por todas las cosas que se vienen”; agregó.

A sus 30 años, Marcel Hernández es el segundo extranjero con más goles anotados en el Cartaginés (lleva 34 en su cuenta desdes su llegada al cuadro brumoso) y está a 25 tantos de igualar a Claudio Ciccia.

Lea también: Fútbol costarricense supera a la MLS, pero está por debajo de Guatemala.

#LaPrimera #Clausura2020: Marcel Hernández revela detalles que muchos no saben: ➡️ “Si la gente supiera a lo que me he tenido que exponer”.➡️ “Pasé días sin comer para poder llegar al fútbol”.➡️ “Dios me ha hecho una persona mentalmente fuerte”.

Posted by Yashin Digital on Sunday, January 19, 2020