David Guzmán resalta que su papel en Saprissa es hacer el “trabajo feo”

En el fútbol moderno se ha evidenciado que los mejores equipos ya no son solo los más fuertes o los más inteligentes, sino aquellos que mejor se adaptan y eso es lo que está tratando de realizar el entrenador del Deportivo Saprissa, Walter Centeno.

Uno de los ejemplos más puntuales son los diferentes roles que asumieron algunos futbolistas morados, por ejemplo: Johan Venegas ha pasado ser un jugador más mixto o David Guzmán pasando de ser contención a defensor central.

Sin embargo, el caso de David Guzmán es uno de los más vistosos, pues no estaba del todo acostumbrado a trabajar como central, pero ayer en el Clásico Nacional y, debido a las circunstancias del juego, regresó a rol habitual.

“Me sentí más cómodo. Voy a estar a disposición del entrenador para jugar donde me requiera, pero sí, mi posición, la conozco muy bien, sé lo que tengo que hacer y eso simplifica más las cosas”; opinó Guzmán en zona mixta tras el juego ante Alajuelense.

Guzmán se dejó decir cuáles son sus funciones en cada partido que disputa, incluso aprovechó para responder al por qué recibe tantas cartulinas amarillas, las cuales un sector de la afición se lo reprocha.

“Un jugador con mis características lo que debe hacer es cortar y pasar. Se ha hablado mucho de las tarjetas amarillas o de mi juego, pero eso es lo que me toca. Tenemos jugadores con más técnica Y que van más a la ofensiva, pero mi rol es otro. Me toca el trabajo feo, pero a veces se me otorga bonito”; explicó.

Proveniente del Columbus Crew de la MLS, David Guzmán regresó a Saprissa para recuperar su nivel y para seguir acumulando minutos con el fin de tener más presencia en la Selección Nacional, aunado a que le gustaría volver a militar como legionario.

Lea también: Saprissa y Alajuelense dividen honores en un Clásico que estuvo para cualquiera.