Joao Félix, baja en Atlético de Madrid dos semanas por un esguince de tobillo

El portugués Joao Félix, atacante del Atlético de Madrid, estará unas dos semanas de baja por un esguince del tobillo derecho de grado 2, sufrido en el encuentro de este sábado contra el Valencia en el estadio Wanda Metropolitano, con lo que se perderá al menos los próximos cuatro partidos de su equipo.

Joao Félix se ha sometido a una resonancia y una radiografía en la Clínica Universidad de Navarra y el parte ofrecido por nuestros servicios médicos indica que sufre un esguince de grado II del ligamento lateral externo del tobillo derecho. El futbolista queda pendiente de evolución”, explicó el comunicado del club rojiblanco.

Aunque no especifica el periodo de recuperación, este tipo de lesiones necesitan al menos unas dos semanas fuera de la competición, con lo que, según esos cálculos, se perdería cuatro encuentros: uno de la Liga de Campeones, el martes contra el Bayer Leverkusen, y tres de la Liga, ante el Athletic, el Alavés y el Sevilla. Los dos primeros son en casa y los dos últimos son fuera.

“Después los médicos informarán mejor. No me parecía tanto en la primera situación y enseguida el árbitro vino a decirme que se había doblado el tobillo. Es una torsión importante. Esperemos que sea lo menos posible”, decía horas antes Diego Simeone al término del empate a uno contra el Valencia en el estadio Wanda Metropolitano.

En ese duelo, Joao Félix se retiró lesionado en el minuto 78, al torcerse completamente el tobillo derecho en una acción en el centro del campo. Pidió las asistencias inmediatamente con un gesto con la mano desde el suelo, fue atendido por los médicos y abandonó cojeando el terreno de juego entre los aplausos del público.

Ya en la banda, el futbolista probó si podía continuar, una vez que el técnico Diego Simeone ya había agotado los tres cambios, intentó apoyar el pie, sintió dolor, no pudo y tomó el camino del vestuario para ser trasladado después para someterse a las pruebas médicas en una clínica cercana al estadio del Atlético de Madrid.

Lea también: Jürgen Klinsmann, cerca de convertirse en entrenador de Ecuador