Pensó en retirarse del fútbol pero la vida lo catapultó a jugar en Europa

Allan Miranda pensó en su retiro del fútbol cuando salió de la Liga Deportiva Alajuelense. Se sentía aburrido y desilusionado. Pensaba que nuevas oportunidades no tocarían su puerta, pues había sufrido una lesión y a sus 32 años imaginó dedicarse a otras cosas.

Sin embargo, hace poco más de un mes la luz volvió a iluminar su carrera futbolística. Surgió una oportunidad para que volviera a ser legionario. Lo pensó, pidió consejo y decidió aceptar el reto. Cruzó “el charco” y viajó hasta Malta para estampar su firma con el Gudja United FC.

“No lo esperaba, ya tengo 32 años, era como algo que salió y tomé el riesgo, económicamente no es malo, lo de la sintética es lo que me ha costado, me tocó cambiar el calzado para volver a acomodarme, lo veo como un trampolín. Cuando salí de la Liga estuve como aburrido porque no me salían oportunidades y llegó el punto donde pensé si mejor me retiraba y me dedicaba a otras cosas”; citó Miranda en entrevista a este medio.

“Me tocó cruzar el charco. Ha sido bonito, pero sinceramente al principio fue complicado porque se empieza a extrañar a la familia, llegué con un periodo largo de vacaciones por mi tema de la salida de la Liga, más lo de mi operación. Todo se dio casi que una semana, pero en este mes las cosas han sido bonitas”; agregó.

Miranda destacó que ha disfrutado mucho este primer mes en suelo maltés, se siente acoplado por el estilo de juego que tiene el equipo y el idioma casi no ha sido una carga para él; empero, lo que sí lo ha complicado es el clima.

“Lo estoy disfrutando mucho y uno siempre se va a topar con cosas nuevas. La cultura es distinta, la comida es normal y muy parecida a la italiana. En la pretemporada me tocó jugar cinco partidos y solo perdimos uno. El equipo está muy acoplado y se me hizo fácil la forma de juego porque es muy parecida a la costarricense. El entrenador está bien preparado, trabaja mucho a lo que es el fútbol italiano en su forma de defenderse, le gusta que los laterales jueguen por fuera, se maneja mucho como Costa Rica porque el sistema y forma no varía mucho. Le gusta mucho ver videos y estudiar a los rivales.”; opinó.

“Se habla maltés, que es como árabe con italiano y un poco de inglés. Predomina mucho la lengua italiana, de hecho, el súper mercado al que voy es de italianos y cuando debo ir me toca hablarlo. Por dicha había aprendido un poco. La gente es muy sociable y los compañeros me han tratado muy bien. El clima es complicado porque estamos en la época más húmeda. Jugaremos a las 7:00 p.m. pero aquí es como si fuera la 1:00 p.m.”; añadió.

Más qué contentó por vestir estos colores, una nueva aventura y agradecido con Dios por darme esta bendición. Siempre…

Posted by Allan Miranda Albertazzi on Saturday, August 10, 2019

¿Cómo se vive el fútbol en Malta? Miranda piensa que se vive de forma intensa y que son 14 equipos los que participan en el certamen. Incluso, afirmó que hay gran expectativa porque su club recientemente ascendió a la Primera División.

“Es divertido porque la gente lo vive muy intenso, a pesar de que son pocos equipos: son 14, dos más que allá. Mi equipo es muy familiar. La gente se haya mucho con el equipo, lo cuidan bastante y son personas que invierten en él. Tiene poca afición y no se vive tan al nivel de Costa Rica porque no tiene la misma cantidad de aficionados. Los malteses son muy cultos, no son irrespetuosos y lo viven de una forma muy sana”; puntualizó.

“A la par de los camerinos hay un tipo de bar entonces la gente va y luego se queda viendo los entrenamientos. Después de los partidos incluso nos dan cerveza y pizza para que recuperemos; es parte de la costumbre. Cabe destacar que no lo hacen para emborracharse, sino como una medida para recuperar o algo así, es súper tranquilo”; aunó.

Por su parte, el defensor costarricense se dejó decir que esta nueva aventura será como un trampolín en su carrera porque el fútbol maltés tiene mucha exposición e incluso si hacen un buen papel podrían pelear cupos para ser parte de la Champions League.

“Cuando los equipos quedan en los primeros lugares o son campeones podrían disputar dos cupos para ir Champions League y hay que tener eso en mente. Por tema de exposición es bueno para mí, aunque mucha gente en América piensa que no es tan vistoso. Para mí es una aventura nueva y me tiene motivado. No es fácil para un jugador de 32 años salir a Europa, pero tuve la dicha de venir acá”; finalizó.

Lea también: El tico que plantó un semillero de jugadores en Estados Unidos y ya ha comenzado a florecer.