Treinta días que fueron una ensalada de sentimientos para Luis Díaz

Un mes de muchísimas emociones para el costarrricense, Luis Díaz, quien en las pasados 30 días fue convocado a la tricolor por primera vez, quedó fuera de Copa Oro y ahora se convertirá en legionario tras firmar con el Columbus Crew de la MLS.

“Para uno es todo, es por lo que luchó uno siempre, un sueño hecho realidad, jugar al exterior, tener la oportunidad de emigrar a otro club. Hace dos semanas tuve una conversación con el club, de hecho vino aquí el Gerente Deportivo y después platiqué con Caleb Porter, el técnico para darme la bienvenida, me están esperando allá, muy feliz y contento de poder estar por allá”; citó el jugador a nuestro Medio, brindando las primeras declaraciones tras su salida del Team.

Con la Selección Nacional asegura tener una espinita, principalmente porque al ser su primer llamado y con la oportunidad de estar en Copa Oro, la lesión que lo dejó fuera le llegó en el peor momento.

“Sí, la verdad es algo que uno no se puede explicar, llamado a la Selección Nacional, quedó fuera por lesión, pero me da la oportunidad Dios de convertirme legionario, un mes de muchos sentimientos, es extraordinario”; expresó.

Sus inicios fueron como lateral izquierdo, sin embargo su deseo de siempre ir hacia el ataque le trajeron consigo que fuese tomado en cuenta más como un extremo, pues a pesar que defiende de buena manera, le beneficia más el equipo su desequilibrio en el ataque.

“En Grecia inicié jugando de lateral. Cuando llego ahí también jugué extremo, para en ese entonces Paté me puso de lateral, después en Primera División me hice extremo, pero en Heredia me consolidé como extremo. Me gusta un poquito de todo, lo que sea mejor para el grupo ahí voy a jugar”; aseveró.

Sus inicios como jugador se dieron en Guanacaste, oriundo de Nicoya, el costarricense ubica a sus abuelos como su principal pilar, además que revela que su madre salió adelante con él a pesar de no tener un padre presente, pues lo pudo conocer hasta hace menos de año y medio.

“Empecé mis divisiones menores en Guanacasteca, la primera oportunidad me la Frank Arias, después llegué a Grecia y ahorita cuando estaba en el Herediano, el que me dio la oportunidad de jugar profesionalmente fue Frank Arias, se lo agradezco a él. En un momento pensé de jugar fútbol, para ese entonces estaba con mi tío en el Alto Rendimiento y fue cuando pensé en retirarme porque me dijo que no me iba a ocupar, que mejor buscara otros rumbos porque no me iba a necesitar, estuve a punto de dejar de jugar fútbol, sin embargo me dieron otra oportunidad, ahí me vio Frank y me debutó el fin de semana siguiente. Yo nací en Nicoya, Barrio Guadalupe, en ese entonces estudiaba en la mañana, pedía permiso para poder ausentarme, del estadio al colegio y viceversa, en las tardes todo fiebre seguía dándole a la bola. Mi mamá actualmente es maestra de primaria, mi papá lo conocí hace año y medio, creo que es supervisor de un crucero, no tengo mucha relación con él, mi pilar han sido mis abuelos”; comentó.

Le mantiene un gran respeto a Wálter Centeno quien asegura fue su mentor en la actual posición, además que revela que su ‘padrino’ en el Team fue Óscar Esteban Granados, quien desde el primer momento, y antes de llegar al Herediano le escribió por mensajes de texto para motivarlo.

“El que me descubrió a mí en un partido en Liberia fue Walter Centeno, se acercó junto a Fernando Paniagua para ver cómo estaba mi situación en Guanacasteca, me ofrecieron irme hacia Grecia y sinceramente no lo pensé mucho, no me costó darles el sí, un bien de todos. Yo me quedé en Grecia para madurar, ahí me quedé a préstamo, en enero desde este año llegué al Herediano y todo se dio bien. Las primeras tres fechas quedé fuera de lista apoyando a los compañeros, era seguir trabajando, porque no inicié de titular, pero seguí haciéndolo bien y me gané la confianza de los jugadores y el profesor. Mi padrino fue Óscar Esteban Granados, desde que firmé me puso un mensaje y me dijo de una vez que siguiera haciendo bien las cosas”; expresó.

La ilusión está muy presente, asegura que la MLS es una liga con muchísimo crecimiento y buscará consolidarse desde el primer momento. Ya recibió mensajes de apoyo por parte de David Guzmán y Waylon Francis quienes serán sus compañeros en el Columbus Crew.

“Me siento muy contento, se da en un momento muy rápido, no me esperaba salir tan rápido, pensaba que me iba a consolidarme un año más, la verdad que se da en un buen momento. Por lo que he visto del Columbus, se juega a un alto nivel, está creciendo muchísimo, llevando jugadores importantes. Ya platiqué con Guzmán y Francis, dándome la bienvenida, el apoyo y todo lo que necesitara, fue muy especial de parte de ellos”; citó.

Antes de firmar con el Columbus Crew, Luis Díaz reveló que su Agente, Kurt Morsink le había recomendado el aprender inglés, dice que se ‘defiende’ para los primeros días en territorio norteamericano, pues viajará bastante pronto.

“Un poco, he estudiado algo acá en Heredia, estuve aprendiendo mientras estaba el campeonato por acá. Gracias a Kurt Morsink por el trabajo que él hace, la verdad es que se comportaron de gran manera”

Lea también: Ocho años después, Estados Unidos y México lucharán por el título de Copa Oro