Alajuelense y Cartaginés protagonizaron un enérgico empate en “La Catedral”

Alajuelense y Cartaginés se repartieron un punto este sábado en el primer compromiso de la quinta fecha del Clausura 2020. Un golazo por parte de Ryan Bolaños para los brumosos y un tanto de Adolfo Machado, fueron los únicos goles de darle el sabor al cotejo.

Parecía que el Cartaginés llegó a “La Catedral” con una dosis confianza bastante elevada, pues en muy pocos minutos tuvo sus primeras aproximaciones de peligro en el área manuda.

El primer tanto del juego llegaría a los seis minutos gracias a un potente remate, al estilo David Beckham, por parte del oriundo de Limón de 21 años, Ryan Bolaños, que aprovechó una jugada a balón parado para abrir la cuenta.

Alajuelense no se quedó atrás y poco a poco carburaba en el verde, sus llegadas eran por los costados con sus jugadores más veloces y se aprovechaban de las cualidades de Marco Ureña para generar peligro en el área brumosa.

Esto permitía que Alajuelense mantuviera su alto volumen ofensivo y, cuando llegó el minuto 13, les aplicaron la misma vitamina a los brumosos: anotaron por medio de Adolfo Machado por medio de un tiro de esquina.

Sin embargo, cuando mejor jugaba el equipo manudo, Facundo Zabala no supo medir su fuerza al momento de marcar y lanzó una barrida al volante brumoso, Carlos Hernández, la cual llegó directo a la espinilla del jugador y el sibaltero se fue expulsado.

Tras la expulsión del argentino manudo, Cartaginés supo aprovechar el desacomodo que sufrieron los locales en el terreno de juego, generando posibilidades que realmente dejaban sin suspiros a la afición eriza.

Poco antes de finalizar la primera mitad, los dirigidos por parte de Andrés Carevic tuvieron que replegarse ante la presión alta que ejercía el Cartaginés en las acciones del juego y de esa forma se fueron a los camerinos con empate a un gol.

Ya para la etapa complementaria, los locales mostraron una tonalidad distinta y parecía que el discurso por parte de Andrés Carevic fue como un bálsamo en sus mentes, ya que llegaron con mucha intensidad al momento ejercer su ataque, pero sin desordenar la zaga.

Los manudos insistían, presionaban, llegaban y lo seguían intentando; empero, Luis Diego Rivas estuvo bien posicionado en su zona y los defensores brumosos lograban desviar cualquier ataque local.

Una de las posibilidades más claras que tuvo el Cartaginés llegó cuando el cronometro marcaba el minuto 67. Marcel Hernández quedó a boca de jarro en el área eriza, se perfiló para rematar y disparó, pero Mauricio Vargas “achicó” bien y no permitió que el cubano anotara.

Cartaginés buscaba abrir espacios, intentaron funciones polifuncionales, es decir, jugaban en corto y cuando tenían la posibilidad de los contragolpes, acudían a las transiciones largas.

El tiempo pasaba y ninguna de las dos escuadras lograba encontrar el espacio para desahogar el empate. De esta manera finalizó el cotejo y ambos equipos se repartieron un punto en el primer juego de la quinta fecha del Clausura 2020.

Fotografía: Hamilton Rodríguez / Cartaginés

Lea también: Leo Moreira: el claro ejemplo donde la familia es más que el dinero.