Ocho horas de diferencia no son obstáculo para que Celso Borges sea un hincha más del América de Cali

El orgullo que le genera ver a su padre brillar en su primera temporada en la Liga Águila de Colombia hacen que el volante de la Selección Nacional, Celso Borges no piense en las horas de diferencia entre Turquía y Colombia para así estar despierto a cualquier hora juegue la escuadra que maneja su padre, Alexandre Borges Guimaraes.

Luego del partido ante Haití, el capitán de la Selección Nacional no tuvo ningún reparo en reconocer la gran labor de su progenitor quién le había ganado 1 – 0 al América de Cali, y les dio el primer lugar del Grupo B en la fase final de la Liga de ese país.

“Mi tata siempre me manda enlaces, links, ganamos y avanzamos, ahora soy un hincha más del América de Cali”; citó.

Lea también: Regularidad de Francisco Calvo en la MLS le dio para brillar con la tricolor

La diferencia horaria entre Turquía y Colombia es de ocho horas, por lo que Celso debe tomar drásticas medidas para así ver los cotejos de su padre, ya que habitualmente en el país sudamericano se juega en horas de la tarde o noche, por lo que el capitán de la tricolor se desvela en algunas de las dos opciones.

En Colombia se realizan dos grupos con cuatro equipos, entre sí compiten a encuentros de ida y vuelta, el ganador de ambas cuadrangulares se miden en la gran final.

Actualmente el equipo de ‘Guima’ es líder del Grupo B con seis unidades.

Lea también: Bernald Alfaro proyecta que fructífera camada carmela brille en equipos grandes