Superó el trago amargo de un descenso y ahora es tricampeón en Guatemala

Lo que fue un sueño para Aarón Navarro, tras ascender a Primera División con AS Puma Generaleña en el 2014, se convirtió en un trago amargo luego de descender a la Liga de Ascenso en esa misma temporada. Fueron momentos muy complicados, tanto para él como para sus ex compañeros.

No obstante, gracias a su esfuerzo y desempeño, la herida comenzó a sanar cuando recibió la oportunidad de partir al futbol de Guatemala y estampar su firma con el Gustatoya en junio del 2017.

“La verdad son experiencias que le quedan a uno en la vida. Yo ascendí a Primera División con AS Puma y luego sufrimos el trago amargo del descenso. Luego me salió la oportunidad de venirme a Guatemala y creo que he intentado aprovechar cada instante jugando con un equipo pequeño y ser campeón dos veces seguidas, que departamentalmente ningún equipo así lo había conseguido”; citó Navarro en entrevista a este medio.

Navarro es testigo de que un proceso complicado puede convertirse en la catapulta para una persona, siempre y cuando se mentalice a sacar los factores positivos que una circunstancia puede generar. Un ejemplo de eso, se plasmó hace pocas semanas cuando levantaron el cetro de “Campeón de Campeones” de Guatemala y por alzar un par de trofeos más en campeonatos anteriores.

“Ese título llevaba 26 años de que no se jugaba en Guatemala. Por eso creo que siempre es bueno competir y ganar ese tipo de cosas, ya que el nombre del club sigue quedando en la historia. Queríamos ganarlo, perdimos en la ida contra Antigua y luego hicimos valer nuestra casa”. Creo que he evolucionado bastante. El estar largo de la familia puede ser duro, pero la gente de aquí es muy humilde y eso me ha ayudado bastante”; comentó.

Por su parte, el oriundo de Pérez Zeledón se refirió a la compañía que ha tenido de otros ticos como: Adrián De Lemos y Jorge Gatgens, actuales compañeros de él.

“Estuve mi primer año solo y no tenía ningún compatriota. Ahora está De Lemos y Gatgens. Ayuda bastante porque uno no se siente tan solo, ya que en la mayoría de equipos tienen como a dos o tres futbolistas ticos”; opinó.

Otro de los temas que Navarro comentó en la entrevista es sobre cuánto se valoran a los jugadores en Guatemala en comparación a Costa Rica. Reveló que nuestro país tiene mucha ventaja; sin embargo, la parte económica pesa más en tierras chapinas.

“Siento que en la parte económica sí se valoran más a los jugadores por acá. Uno siempre busca buena estabilidad, poder ahorrar y pagarse los estudios. Pienso que en esa parte sí está mucho mejor que en Costa Rica. En cuanto a infraestructura y cancha, Costa Rica sí le lleva bastante distancia. Al estar allá lo que le ofrecen a uno es muy poco; sinceramente, y más por lo que uno puede ofrecer”; destacó.

Otro de los temas que comparó el jugador de 32 años fue las diferencias que hay entre el futbol costarricense con el guatemalteco.

“Las experiencias de los mundiales que ha tenido Costa Rica los ha hecho crecer mucho. No hay tanta diferencia, pero el de allá es un poco más intenso; sin embargo, los equipos de Guatemala se han puesto al día con eso, se refuerzan mejor, los extranjeros que traen son bastante buenos y ahí es donde los equipos buscan superarse”; puntalizó.

Jugar en un equipo mediático de Costa Rica es el sueño que mantiene vivo e intacto Aarón Navarro, pero tiene claro que no será sencillo; empero, no pierde su esperanza, se ilusiona con lo que ha demostrado en Guatemala y luchará por conseguirlo.

“Gracias a Dios por el trabajo que he hecho me llamaron de equipos grandes de Guatemala, pero como firmé un año más, respeté eso. Después de que termine el contrato pensaré si regreso a Costa Rica”; dijo.

“Mi sueño es jugar con un equipo grande de Costa Rica, algunos lo consiguen y otros no. Espero en Dios para que en algún momento se dé y, si no, estoy satisfecho con lo que he logrado”; añadió.

Cabe destacar que Navarro tiene la nacionalidad costarricense como la guatemalteca. Otro de sus sueños es vestir la camiseta de la Tricolor, pero no le cierra las puertas a la representación chapina si en algún momento quieren contar con él.

“Jugar en la Selección de Costa Rica ahorita está difícil porque a muchos que llaman son de Europa y para este lado no vuelven a ver. Si me llamaran de Guatemala sería una opción más. Obviamente jugar con Costa Rica es el sueño que todo jugador tiene y yo ya estuve en un proceso con Wanchope. No tuve la oportunidad de jugar, pero sí fueron experiencias muy bonitas”; concluyó.

Aarón Navarro ha tenido la experiencia de vestir la camiseta de tres clubes costarricenses: AS Puma Generaleña (jugó 48 partidos y convirtió diez goles); Pérez Zeledón (14 juegos y un gol); UCR (17 compromisos y un gol) y ahora milita con el Guastatoya.

Lea también: Luis Díaz se motiva a diario con el deseo de comprarle casa propia a su familia.