Tromba caribeña causó estragos y debilitó a los toros del norte

La escuadra limonense y los toros del norte se enfrentaron esta tarde en el estadio Juan Gobán. En medio de remates directos, amonestaciones, jugadas a balón parado y pelotazos que provocaron peligro, el resultado favoreció a Limón FC quienes lograron dejarse tres valiosos puntos al vencer a San Carlos uno por cero.

Los caribeños empezaron con el dominio del cotejo. Presionaron desde los primeros segundos y llegaron al área rival en repetidas ocasiones.

Diego Madrigal tuvo que dejar la ofensiva para ayudar a defender, incluso por poco comete dos faltas de penal consecutivamente.

A partir del 7’ los limonenses empezaron a lanzar tiros directos a marco. Miguel Tercero fue el primero en animarse y por poco abre el marcador.

Gracias a los buenos achiques del experimentado portero sancarleño, Marco Madrigal evitaron que esos disparos entraran, pero la suerte no les favoreció por mucho tiempo porque al 10’ Kareen Mcleem concretó la primera anotación por medio de una polémica jugada de táctica fija.

Posterior a esto, el arquero fue amonestado tras reclamarle al línea que Alvin Benneth bajó la redonda con su mano y esto propiciara el primer gol.

Toques cortos junto con balones largos le abrieron la cancha fuero a la escuadra caribeña. No dejaban de presionar y en repetidas ocasiones buscaron el segundo palo de Marco Madrigal.

Juan Vicente Solís fue la primera baja de San Carlos. Al 20’ tuvo que salir por lesión y en su lugar ingresó el recién convocado a la Selección Nacional, Alberth Villalobos.

Conforme transcurrieron los minutos, los de la tromba del caribe disminuyeron la presión y esto generó que los sancarleños aprovecharan los espacios vacíos, atacaron por punta izquierda e intentaron sorprender a Dexter Lewis.

Marvin Solano les pidió a sus muchachos no desistir en el juego agresivo y esto fue tomado muy en cuenta por Shain Brown, pues al 40’ remató cruzado con destino al ángulo, pero una vez más apareció el salvador de los toros del norte y Marco Madrigal a una mano logró desviar el esférico.

Para la etapa complementaria las cosas fueron muy distintas.

Los dirigidos por Luis Marín adelantaron filas y quisieron sorprender por los costados. Al 48’ Álvaro Saborío tuvo una jugada muy clara luego de que cabeceara y el balón pegó en el travesaño.

Al 65’ el cotejo se detuvo luego de la aparatosa caída de Ryan Bolaños. Lo sacaron inconsciente del terreno de juego y lo trasladaron al hospital Tony Facio. Luego de varios minutos, el departamento de prensa caribeña confirmó que está estable.

Transcurrieron los minutos y el juego no tuvo más jugadas peligrosas. Los limonenses se defendieron y se cerraron en su área, por su parte los sancarleños jugaron al pelotazo pero no hubo peligro alguno.

De esta manera finalizó el cotejo. Limón hizo respetar su casa y logró sumar tres puntos valiosos y que le sirven para alejarse del no descenso; no obstante, San Carlos volvió a perder y se dirigirán a Ciudad Quesada con desazón.

Fotografía: Prensa San  Carlos.

Lea también: Keylor Navas: “El empate nos sabe a poco; queríamos ganar”.